NUNCA CAMBIARAS DE COLORES…

as

as

ESCRITO POR PERKAIN EN EL FORO PRIMERAN.COM

Aunque por naturaleza soy dado al transcurrir trivial y disfrute relajado de las simples y pequeñas cosas de la vida, hay ciertos días en los que a uno le da por reflexionar sobre temas profundos, filosofar a granel y ponerse trascendental.

Algo de eso me pasó el otro día. En una sobremesa al uso, de charla intrascendente, salió a colación el anuncio éste de la camiseta de Keler y el lema que reza en el mismo: esa conocida frase de “podrás cambiar de religión, ideologia, hasta de amor, mujer etc… pero nunca cambiarás de equipo de futbol”. Y la cosa es que, frente a las muecas de asquillo y manifestaciones de incredulidad de las mujeres (eran todas mujeres las que así se mostraban, lo siento, va sin segundas) y junto a los argumentos de otros contertulios que remarcaban la exageracion de tan contundente slogan, alguno que otro intentabamos explicar que creiamos que la afirmación, aunque pudiera sonar chocante, no iba tan desencaminada.

Ante las miradas de horror de alguna que otra fémina, escandalizada sin duda por el especimen de primate simplon y de dudosa escala de valores con el que estaba de tertulia (dar tamaña importancia al futbol, a esa cosa, que horror), les conte una anecdota que, a mí, personalmente, me marcó mucho, y me dio tema para pensar que, aun en momentos o situaciones autenticamente jodidos que te toca afrontar en la vida, siempre hay aspectos que te maravillan de algun modo. Alla va la anecdota (si no me equivoco, en este mismo foro pude leer algo similar a otro forero…pido perdon si no soy original):

Tuvimos un familiar cercano que, en su avanzada edad, el cabron del Alzheimer le despojó de sus recuerdos, de sus nexos sentimentales con la familia, de su personalidad, bagaje vital, recuerdos… Es una enfermedad que convierte a las personas en anónimas carcasas casi huecas carcasas de lo que fue una persona. Ese familiar mío llegó al punto dramático de no reconocer a su mujer, a sus hijos o nietos, de no tener recuerdos personales, de no recordar quien era siquiera… solo debiles retazos descosidos de la memoria, reconstruidos en plan Tetris en su enferma mente. Quienes hayais tenido alguien cercano en esa situacion, sabréis que suelen tener accesos de enfado, desolacion, de total desamparo… porque,en la desorientacion vital en la que se encuentran, no suelen comprender la actitud de los familiares o amigos (desconocidos para el) que le rodean. No es extraño, por ejemplo, que se empiecen a vestir para ir a trabajar (con 80 años), o empeñarse en que le han llamado por telefono desde la mili, o yo que sé, y la sufrida familia, normalmente con la mujer a la cabeza, debe capear el temporal de la mejor manera que puede. El familiar al que me refiero solía traer de cabeza con estas cosas a su mujer e hijos… hasta que alguien comentó que el unico momento en el que estaba tranquilo sin sufir por esos mordiscos de angustia de la enfermedad, era cuando veia un poco de ciclismo o futbol, y sobre todo cuando echaban a la Real por la tele…

Y era cierto… cuando jugaba la Real, esa persona desorientada encontraba su norte en esos tios vestidos de txuriurdin, porque ello colmaba su atencion y su (sin)vivir… y encendia su pasión: “Baina zer egin dik horrek, bakar-bakarrik zioken-eta!! Ez hakiyok pasa horrea, bota zak herorrek, aluba!!”.. Y si le preguntabas sobre jugadores de la Real a esa persona que no sabia ni quien era él mismo, ni donde trabajó, ni quienes eran su mujer o hijos, te decia, por ejemplo, “Mendiluze, ona ona”, o “zeinek gelditu Ansola? A, ja ja ja, aixkiria!!!”.

Tal es así, que a alguien se le ocurrio la idea de grabar un partido de futbol, uno en que la Real jugaba bien y ganaba (me suena que era contra el Celta (?), pero no se, iban de rojo), y se usaba de comodin cuando el anciano se ponia dificil de tratar: se le ponía la cinta y se le avisaba de que jugaba la Real. Era la época de Kodro y compañia, ni puta idea tenia de quienes eran, pero obviamente eran de los mismo equipo que Mendiluze, Ansola, Aranbarri, Boronat, Martinez y otros tantos… de su equipo, vaya. Suficiente. Se sentaba, y a disfrutar y a sufrir. Si te sentabas a su lado en ese momento, no te conocia, como siempre, pero estabas viendo la Real con él, luego eras majete, te sonreia, y señalaba la tele, resoplando. A mí, no me salia de las entrañas mas que acariciarle la espalda, snreir con ojos tristes, y acompañarle en sus animos y en sus uyyys.

Vosotros no se, pero si tengo la cruel suerte de que en mi vejez sucumba a tal enfermedad, si llego al estado de perder tierra con la vida de tal modo que no conozca ni a mi mujer, ni a mis hermanos, ni a mi familia, a la situacion de no recordar quien soy y qué carajo pinto en este mundo, si llego a la tesitura de poner desgraciadamente a mi familia ante tal panorama y tamaño reto sentimenta y vital, hay pocas escenas que me puedan resultar entrañables de tal espantoso destino… y una es ésta:

Me veo dando la paliza a mi mujer con que debo ir a ver a la Donostiarra ganar la Kontxa, o con que he quedado con mi amigo Txanko para tomar unos potes (el pobre Txanko igual ya la habrá palmado 15 años antes), me veo enfrentado a mis hijos que no me pueden sujetar ni convencer, me veo avinagrado por esos desconocidos que no me comprenden, y en esto que un chavalin me agarra del brazo suavemente y me dice: “aitona, lasai, nora zoaz, oraintxe Realak jokatu behar du-eta”.

Y me veo viendo que en la tele (o en el Maxi VideoLife Projector 3D o lo que se vea entonces) aparecen unos tios vestidos de txuriurdin a jugar un partidom, mientras la gente ruge en el Anoeta Berri. No tendré ni puta idea de quienes son, pero sabré que son del mismo equipo que Kortabarria, Arconada, Zamora, Darko, Griezmann, Illarramendi… y me veo sentandome en el sofa atento-atento, fijandome como un poseso en el arbitro, y chillando, como siempre “Baina, ireki, motel, ireki eskubitara!!! Joe, ke manta!! Hori, hori!!”. Y en esto, el chavalin que me ha llevado al sofa, se pone a mi lado, y me pregunta sobre si Illarramendi era tan bueno como es su hijo, que sale en la tele jugando. No tendré ni puta idea de quién es el hijo de quien me habla el chavalin, ni tampoco tendre ni puta idea de quién es ese chavalin. Pero me veo sonriendole, porque le gusta la Real, y me habla de la Real, majo chaval, y me veo que nos quedamos los dos unidos por lo txuriurdin, mientras al chavalin no le sale de las entrañas mas que acariciar mi espalda encorvada, sonreir con ojos tristes, y acompañarme en mis animos y en mis uyyys..

(Vale que a muchos os parecerá este texto una frivolidad, o que a otros os parezca una mierda melodramatica digna de los telefilmes de Antena 3 de los sabados por la tarde; pero el otro dia, en esa sobremesa, a mi me dio por pensar sobre la obviedad de que cosas pequeñas para algunos pueden ser muy grandes para otros, y, sobre todo, llegué a la conclusion de que me molesta tener que explicar ciertas cosas a cierta gente que pone cara de asquillo ante algunas opiniones de primate… gente que no son Vicente Ferrer precisamente. A la mierda con esos pedantes!! Quien haya sido ese chavalin acariciando una espalda, quien haya agradecido ese nexo que da pie a esa comunion con esa carcasa de persona angustiada, sabrá de lo que hablo. )


Anuncios

Una respuesta

  1. No te esfuerces más de la cuenta en explicarles nada. No lo entenderán aunque lo intentes. Hay sin embargo unos cuantos cientos, tal vez algunos miles, que te hemos entendido a la primera.
    No lloro casi nunca. Creo que el aita y la ama se llevaron todas mis lagrimas y espero no tener que derramar ninguna más, pero casi me la lías leyéndote.
    Eskerrik asko. Agur.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: